Saltar al contenido
MiHuertoenCasa.com

Guía de Vermicompostaje

Aquí te dejamos la guía sobre vermicompost definitiva. En este artículo encontrarás todo lo que necesitas saber para empezar a vermicompostar. Desde donde comprar tus lombrices y vermicompostadoras, hasta la fase de recolección del humus de lombriz, el mejor abono orgánico de origen natural.

Gusano exotico

¿Qué es el vermicompost o lombricultura?

El vermicompostaje es un método para producir compost muy alto en nutrientes y la que será, la comida favorita de nuestras plantas. Lo más llamativo de este método es que los que se encargan de producir este super fertilizante orgánico son, nada más y nada menos, que LOMBRICES.

La vermicultura está destinado sobre todo a personas que quieran compostar y que no dispongan de un espacio exterior amplio. Puedes producir el vermicompost en tu misma cocina con una vermicompostadora.

Si tienes un poco de “respeto” por los gusanos no tienes nada de que preocuparte, además de inofensivos, no tienen por afición corretear y reproducirse por tu casa 😉

La lobricultura es una práctica de lo más natural y ecológica, los excrementos de la lombriz son inodoros y tu vermicompostadora estará completamente hermética.

Quiero Empezar a Usar Humus de Lombriz Ya!

Tienes claro que necesitas en tu vida este fertilizante orgánico y sus nutrientes, pero no estás dispuesta o dispuesto a realizar todo el proceso que ello conlleva. Bien, desde mihuertoencasa.com vamos a darte los mejores fertilizantes que puedes comprar de forma online.

Antes no podemos evitar decir que un humus de lombriz casero y preparado por ti, probablemente va a ser mejor que cualquier humus de lombriz envasado que compres, sobre todo si has leído con atención nuestra guía de vermicompostaje.

Hay muchas marcas a tu disposición pero nosotros te recomendamos la marca Ecoforce. Son un poco menos baratas que otras marcas, pero su calidad precio del humus de lombriz es asombrosa. Te dejamos también otra marca más económica y recomendada, por si necesitas una buena oferta.

Todo lo necesario para empezar a vermicompostar

Contenedor de lombrices o vermicompostadora. Nosotros siempre te recomendaremos que compres una vermicompostadora, ya que están mejor aisladas para conservar el calor y evitar malos olores. Si eres un manitas proclamado, siempre puedes intentar fabricar tu propia lombricompostera.

Los vermicompostadores compartimentados tienen una mayor eficiencia y suelen tener un grifo en su compartimento inferior con el que evacuar el exceso de líquidos o lixiviado (humus de lombriz).

Como comprar un buen vermicompostador

A la hora de comprar un vermicompostador tendremos que fijarnos que este compartimentado en varios cajones y que estos sean más anchos que largos.

Otra cosa importante que debes saber es que solo entran 3 Kg de lombrices por metro cuadrado. ¿Por qué?; Las lombrices solo comen los desechos por encima de ellas y dejan debajo de si mismas el llamado “humus de lombriz”, de ahí que sea necesario un compostador ancho y por eso el límite está en 3 metros cuadrados  y no cúbicos.

En cuanto a la altura del vermicompostador, no importa demasiado, siempre que no sea inferior a los 30 cm.

Por último, asegúrate de que tu compostador tenga un grifo en la parte inferior. Este grifo sirve para evacuar el exceso de humedad o, en caso del compost de gusanos maduro, podrás obtener humus de lombriz líquido.

¿Qué desperdicios usar para el vermicompost?

Comienza llenando tu vermicompostadora vacía con 2/3 partes de carbono. Recuerda seguir las mismas proporciones de nitrógeno – carbono. El periódico puede ayudar a proporcionar un extra de carbono y a absorber el exceso de humedad. Tienes aquí de nuevo la tabla comparativa para ayudar a distinguir entre desechos que aporten nitrógeno o carbono.

Desechos no compostables
No Compostar Huesos

Para añadir los desperdicios de alimentos tendrás que evitar a toda costa alimentos ácidos. Piensa que los gusanos y lombrices están formadas por un tejido similar a una membrana mucosa. Desechos como la cebolla, el pimiento o los limones son nocivos para las lombrices. Si tienes dudas sobre compostar algún alimento, piensa si escuece cuando cae en un ojo o herida.

Otros desperdicios orgánicos que debes evitar son todos aquellos que no provengan de origen vegetal, hablamos sobre todo de carnes, aceites y productos lácteos.

Puedes echar en tu pila de vermicompostaje alimentos basados en hidratos de carbono como pan, pasta, arroz y legumbres. Sin embargo, no conviene abusar demasiado de ellos.

¿Qué lombrices usar en tu vermicompostadora?

La lombriz más comúnmente usada para lombricultura es la lombriz roja californiana. Se pueden emplear otros tipos, como los gusanos tigre, pero estas son las que mejor resisten los cambios de ambiente y los diferentes desechos para compostar. Además, las lombrices rojas tienen una velocidad de composta alta y son muy productivas.

Comprar lombrices rojas en Amazon

Puedes intentar comprar lombriz roja en tu tienda de jardinería más cercana; y no te lo vas a creer, pero si, también puedes comprar lombrices en Amazon. Como ya hemos dicho las lombrices son realmente resistentes y se aferran a la vida, así que aguantar un envío de Amazon es pan comido para ellas (o compost comido).

¿Cuántas lombrices necesito para vermicompostar?

Al comprar tus lombrices en Amazon tienes que saber que cantidad necesitas, para ello vamos a enseñarte todo lo necesario y a darte una fórmula para que siempre aciertes.

Una lombriz roja puede procesar la mitad de su peso en humus de lombriz durante un día de vermicompostación. Lo ideal es hacer una media de los residuos orgánicos y compostables que produces en una semana, luego divides entre 7 para sacar el peso diario y por último, multiplicas por dos. La fórmula quedaría así:

Formula lombrices vermicompostaje

Como ejemplo podríamos poner:

Si se generan 5 kg semanales de residuos compostables, la formula quedaría de esta manera:

cantidad lombrices en un vermicompostador

Esta fórmula se usa para calcular la cantidad óptima. Si superas esta cantidad de lombrices, es bastante probable que mueran algunas por falta de alimento y hayas malgastado tu dinero. Por el contrario, si quieres empezar con menos lombrices, también puedes hacerlo, a sabiendas de que tu humus de lombriz tardará más tiempo en madurar.

Al igual que con los compostadores normales, un vermicompostador puedes fabricarlo tú mismo o comprarlo cómodamente en tiendas físicas u online. Si no eres muy ducho con las manualidades, nosotros siempre te recomendaremos comprar un vermicompostador profesional, por los motivos ya citados anteriormente (Aislante, comodidad, inodoro, etc)

Empezando a vermicompostar

Ahora que ya eres un experto en todo lo referente al vermicompostaje, tienes una compostera y un buen puñado de lombrices…Comenzamos

  1. Prepara tu vermicompostera unos cuantos días antes

    Ya sabes que las lombrices se alimentan de desechos, por tanto cuanto es ideal empezar cuando la comida está un poco descompuesta. Algunos trucos que puedes utilizar son:
    – Calentar los restos en el microondas y dejarlos enfriar
    – Congelar los desechos para que acumulen humedad
    – Triturar los desechos antes de mandarlos a compostar

  2. Cubre el fondo de la compostadora con periódico en trocitos.

    De esta forma estarás consiguiendo una fuente de carbono y que el periódico se compacte con comida y agua, reteniendo la humedad y aumentando la eficacia de la vermicompostación

  3. Añade los restos de comida en la vermicompostadora

    Puedes comenzar añadiendo medio kg de orgánico. Los gusanos pueden tardar un par de días en reactivarse y comenzar su proceso, por eso no conviene sobre alimentarlos al principio.

  4. Repite el paso 2

    Vuelve a colocar una capa de periódico triturado, que quede esponjoso y no demasiado presionado

  5. Deja que repose todo durante un par de días

    Durante este tiempo, puedes ir revisando el contenedor para asegurarte de que el periódico se ha humedecido y no haya líquidos condensados. Si tienes un problema de sequedad en tu pila de compost, puedes añadir un poco de agua (sin pasarte), con el fin de mantener los niveles de humedad.

  6. Añade tus lombrices

    Transcurrido el periodo previo de dos días, llegó el momento de añadir tus lombrices. Retira la capa superficial de periódico mojado y añade tus gusanos. Vuelve a colocar la capa de periódico sobre ellos.

  7. Protege la vida en tu vermicompostador

    Cierra tu vermicompostador y llévalo a un lugar donde no esté expuesto a la luz solar directa y se mantenga a una temperatura de entre 15 y 25 grados. Esta es la temperatura óptima, pero las lombrices rojas californianas pueden resistir entre 4 y 30 grados.

  8. Ilumina tu vermicompostadora durante la noche

    Para las dos primeras noches, probablemente quieras mantener la vermicompostadora iluminada, ya que mientras están en periodo de adaptación podrían tratar de escapar de su hábitat. La lombriz de tierra tiene pavor a la luz y los rayos ultravioletas son dañinos para ellas. Un poco de luz las mantendrá a raya.

¿Qué es el Humus de Lombriz?

El humus de lombriz se forma por el proceso de lixiviado de los desechos orgánicos que se van filtrando junto con los desechos que producen las lombrices al alimentarse. Este humus de lombriz tiene unas propiedades nutritivas concentradas para nuestro huerto o macetas.

Mezcla ¼ parte de este humus o lixiviado de lombriz con agua de riego para obtener el famoso “Té de lombriz”. Este fertilizante de lombriz está considerado como uno de los fertilizantes más potentes, efectivos y nutritivos para nuestras plantas.

Como recolectar el humus de lombriz

Llego el momento de recolectar nuestro compost maduro, o mejor llamado en la lombricultura, humus de lombriz (mucho más nutritivo que el compost maduro normal).

Huerto en casa con vermicompost

Antes de empezar con la recolección del humus de gusano, dejarás un periodo de dos semanas sin echar material orgánico en el vermicompostador. Las lombrices californianas necesitan este periodo para consumir los recursos restantes antes de volver a usarlas en un nuevo proceso de compostaje.

  • Primero retira todo el humus de lombriz maduro de tu vermicompostadora (junto con las lombrices).
  • Prepara un nuevo compostador con desechos y cama de papel de periódico.
  • Fija sobre la nueva pila de desechos una rejilla metálica, suficientemente porosa para que quepan las lombrices, pero no tanto como para que se cuele demasiado humus.
  • Coloca una lámpara alumbrando el humus de lombriz (las lombrices rojas son alérgicas a la luz, recuerdas?). Las lombrices irán sumergiéndose, huyendo de la luz y las capas superficiales quedarán libres de estas, quedando solo el compost de lombriz sin lombrices.
  • Repite este proceso las veces que sea necesario hasta haber apartado el mayor número de lombrices posibles del humus. A más delgada sea la capa de humus, menos veces habrás de repetir este proceso, por lo que interesa obtener una rejilla bastante grande. Podrás volver a usar tus lombrices californianas en tu nueva pila de vermicompostaje.